24/2/12

El cocinero


Se tomó el tiempo necesario para comprar la rosa
olerla
lamer sus espinas
llorar
y preparar una torta que se llevara la mejor parte
para luego
entretenerse saboreando moka y pétalos
y una vez acabados los últimos bocados
lamentarse de no haber compartido.

.
.
.