17/3/12

Monte Olivo - aceites artesanales, senderos mágicos y poemas existenciales

Un sendero es un hilo en el tiempo, un vacío de algunas cosas y un espacio donde el arroyo ya no está.



El arroyo se fue, pero volverá. Cuidado.

Una mesa que fuera punto de reunión y lugar de esparcimiento en los jardines del hotel abandonado, se encuentra habitado ahora por los árboles que lo reclaman como de su propiedad. "Aquí no más humanos", dicen en susurros que sólo escuchamos si prestamos atención.

Interior del hotel abandonado en la localidad de Las Chacras, (no es fácil llegar a él, pero tampoco es imposible, si se cuenta con la ayuda de Mario).

Pileta de natación vista desde la parte menos profunda hacia la más honda. Adentro crecen arbolitos y está cubierto su fondo por un colchón de hojas secas.
Mario a la izquierda explicando que los senderos de Las Chacras se abren y cierran a voluntad junto al hotel abandonado para que no puedas encontrarlo.

¿Qué es un olivo?

¿Qué es un olivo?
Un olivo
es un viejo, viejo, viejo
y es un niño
con una rama en la frente
y colgado en la cintura
un saquito todo lleno
de aceitunas.

Rafael Alberti

EL VALLE DE TRASLASIERRAS - LOCALIDADES DEL CAMINO DE LA COSTA Y SU GENTE


Además de ser un camino con paisajes bellísimos, uno puede encontrar gente hermosa que encontró un modo de vivir diferente, con otros ritmos, otras percepciones, otra concepción de vida a partir de vivencias simples y profundas.

En el valle de Traslasierras se produce aceite de oliva de muy buena calidad, tanto en forma industrial como artesanal; en el camino de la costa (o filo, como lo llaman los lugareños) podemos observar largos kilómetros de olivares a ambos costados del camino. En la localidad de San Javier coexisten establecimientos de venta de productos artesanales y aceites de oliva de diferentes cepas.


COMO SE LLEGA AL PARAÍSO

Saliendo de Nono (Provincia de Córdoba) hacia Merlo (Provincia de San Luis) recorremos un camino bordeando e introduciéndonos por momentos en las Sierras Grandes. Y así visitamos Las Rabonas, Los Hornillos, Los Pozos y Las Rosas. Allí los caminos se bifurcan y uno de ellos transforma el viaje en una oportunidad única: vivenciar el filo, sus tonalidades, sus aromas y sabores transformadores. Porque una vez que los hayas visto ya no serás el mismo, allí donde el cielo y la Tierra te encuentren, te introducirán en su savia y te harán nacer nuevo.


El camino del filo te lleva a San Javier donde estarás muy cerca del cerro Champaquí (2790) inmediatamente estarás en Yacanto, luego en La Población, Luyaba, La Paz, Loma Bola, Las Chacras, Cruz Caña y de allí a Merlo.

LAS CHACRAS, LUGAR DEL HOTEL ABANDONADO, EL MUSEO DEL LIBRO, EL MONTE OLIVO, OM SHANTI, MANDALAS Y TALISMANES, CERÁMICAS Y QUEBRACHOS TRAVESÍAS Y POESÍA

En Las Chacras vive Mario, un productor de aceite de oliva artesanal, el "Monte Olivo", quien con su socio llevó a cabo un microemprendimiento hace algunos años y en la actualidad se encuentra explorando nuevos sabores a través de la mixtura de diferentes cepas. Es fácil encontrarlos vendiendo sus aceites en la plaza de San Javier los sábados y domingos, cuando no van a Villa Dolores a exponer y vender junto a artesanos y músicos de la zona.

Por otra parte, Mario hace recorridos por los senderos de la zona con los turistas que quieran conocer ese mágico mundo verde al pie del cerro Los Linderos, el hermano de los cerros Champaquí y Negro, salpicados de cuentos pensados y narrados por él.
Valga este Homenaje a Mario por explicarnos el prensado, el batido y extracción del aceite en sus máquinas originales fruto de la inventiva propia, por enseñarnos a catar el aceite de oliva virgen y despedirnos recitando con un poema existencial. Gracias! Siempre será bueno volver a saludar y compartir experiencias.






Laura


.

.

.

.
















3 comentarios:

  1. Hola como estas? Sabrias ubicarme el google maps donde este el hotel abandonado? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola soy Mònica la hija mayor de 7 hermanos hijos del dueño del hotel abandonado, es tan hermoso lo que escribìs,en esa mesa nos reunìamos a comer lo que papà cocinaba en el horno de barro que ya no esta...son dulces recuerdos de nuestra niñez fuè maravilloso volver,recorrerlo ,tocarlo y recordar, mañana estoy regresando al lugar como cada tanto lo hago...estoy muy emocionada al leer tus palabras GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

[a]Vertientes de pensamiento[/a]