13/6/16

María Ele poeta cordobesa

"Se ha dicho que el poeta es el gran terapeuta. En ese sentido el quehacer poético implicaría exorcizar, conjurar y además reparar. Escribir un poema es reparar la herida fundamental, la desgarradura, porque todos estamos heridos" (Alejandra Pizarnik) Feliz día artesanos de la palabra. Elijo el camino de seguir descubriendo las heridas en letras, con la fantasía de que las suturas sean lo suficientemente fuertes algún día.
María Ele

y sus poemas...




Ni huella, ni herida, ni marca
es el testimonio
vivo
de la resistencia que tenemos,
una cicatriz.
Hacer un corte prolijo,
olvidar los pedazos
sin que pesen.
En el suelo, nuestras heridas
las venas ventanas desvestidas.


Mala Sutura, libro de María Soledad Bazán, Córdoba, 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

[a]Vertientes de pensamiento[/a]